vir_55963_5062_la_aventura_en_el_bosque_oscuro_cual_seria_tu_destino

Hoy toca ponerse serios… que no he empezado ni la primera línea y ya se me estan saltando las lágrimas.

La razón de empezar a escribir este blog no es buena… ojala no existiera, significaría que ahora mismo continuaria creyendo en el mundo, en las personas, en el amor, y demás palabras bonitas que queráis añadir.

No es así. He luchado mucho en mi vida.. no esas luchas épicas de las grandes historias en plan en el Señor de los Anillos o Amancio Ortega. Son luchas interiores, esas que sólo tu sabes que libras, esas que no se aprecian, pero que pueden llevarte a la muerte igual que una guerra.

La mayor de todas la libre hace un par de años cuanto me toco rehacer mi vida practicamente de cero, y más que mi vida, a mi misma. Fue un trabajo de chinos, juntar cada minuscula pieza, volverla a hacer funcionar, darla la forma y dirigirla hacia donde yo quería.  Y lo logre.

Creía entonces que ya estaba. Si había vuelto de las entrañas de la tierra otra vez, todo debía ir bien. No quería una gran vida, solo un trabajo mal pagado pero suficiente para tener un techo, amar y ser amada por una pareja que tenía, y una familia con la que comer en Navidad. Alguna afición y un vestido nuevo de vez en cuando.

Pero el día que se repartieron las cartas de la vida, a mi me toco la paja como diría mi abuela, y por muchos faroles que le he echado, al final de toda la partida con esas cartas siemre siempre se pierde. Y te da igual el amor que sientas, la generosidad que compartas, la alegria que destiles, … pierdes.

Por algo tan sencillo y real, como es que es que los malos siempre ganan. Y a ti solo te queda retirarte a un blog, a escribir, mientras te lames heridas abiertas sobre cicatrices ya demasiado profundas. Y hoy ni escribir, te da paz.

Anuncios